Arte y Arquitectura de los Mayas

Magnificación:

1. Arrastre el cursor sobre la imagen.

2. Explore diferentes áreas de la imagen moviendo el cursor.

3. Con la rueda del ratón, ajuste el grado de magnificación.

Nombre: ::::
Tipo de objeto: Tapa de bóveda
Material: Piedra, estuco y pigmento rojo.
Medidas: 63.5 x 36.7 cm.
Período: Clásico tardío
Hallazgo: Estructura XX, Chicanná
Exhibición: Museo Nacional de Antropología, México

<

>

  • Descripción
  • Explicación
Piedra plana y estucada, con pintura monocroma de la representación de un ser sobrenatural sentado sobre un cojín.

Las "tapas de bóveda" cubrían el espacio entre los dos muros que cerraban la parte superior de las construcciones mayas con hiladas salientes que acercaban progresivamente a estos muros hasta que quedaba un espacio que se cubría con estas piedras. Con frecuencia, se pintaba en la cara interior de estas piedras la imagen de alguna deidad o un texto consagratorio del espacio.

Este ejemplar es un buen ejemplo de este tipo de piedra. En este caso, hay una escena compleja, pintada entre dos bandas que parecen contener un pseudo texto (glifos que parecen conformar un texto pero que sólo simulan uno). La escena es muy interesante: se trata de una representación de la deidad K'awiil sentada sobre un cojín hecho con la piel de un jaguar (nótense las manchas). En la parte inferior de brazos y piernas, así como alrededor de la boca/hocico, este dios presenta una hilera de manchas oscuras y una sección segmentada, que representa las escamas ventrales de un reptil, aspecto a menudo resaltado en las apariciones de este personaje.

Sobre el piso detrás de él, hay los restos de lo que parece ser un bulto. Estos bultos solían contener desde tributo hasta implementos sagrados utilizados ceremonialmente. Sobre el bulto, alcanza a leerse todavía el signo "Yax" ("precioso" o, quizá, "verde", lo que podría ser una alusión al maíz, que reúne ambos posibles atributos).

De la alta frente de la deidad, se proyecta su característica antorcha, que emite dos grandes volutas de fuego. La parte posterior de la cabeza ostenta un tocado muy ornamentado, que remata en un gran haz de plumas de quetzal, ceñidas con cuentas probablemente de jade.

También sobre el piso, pero frente a K'awiil, se aprecia todavía un plato trípode con un altero de tamales. Sobre este plato flota el signo "K'an", que puede aludir al color amarillo o a algo muy preciado. Detrás del signo, en un segundo plano de la composición, se apila un gran número de canastas que parecen contener pequeños granos, posiblemente de maíz.

Aunque quizá sea un tanto especulativo, considerando que K'awiil es una deidad asociada con la agricultura y la abundancia, así como con el gobierno, los elementos de esta escena podrían representar algún tipo de ceremonia (el bulto con elementos rituales) de ofrenda (el plato de tamales) al dios K'awiil, con el fin de asegurar una cosecha abundante (las canastas llenas de grano).

Content 2