Arte y Arquitectura de los Mayas

Magnificación:

1. Arrastre el cursor sobre la imagen.

2. Explore diferentes áreas de la imagen moviendo el cursor.

3. Con la rueda del ratón, ajuste el grado de magnificación.

Nombre: Chac Mool
Tipo de objeto: Efigie
Material: Piedra caliza y pigmentos
Medidas:
Período: Posclásico temprano
Hallazgo: Chich'en Itzá
Exhibición: Museo Regional de Arqueología "Palacio Cantón"

<

>

  • Descripción
  • Explicación
Efigie que representa a un personaje recostado, con el cuerpo ligeramente girado hacia la derecha.
El nombre Chac Mool se atribuye al explorador francés del siglo XIX Augustus Le Plongeon. No se sabe de dónde pudo haberlo sacado, pues no existe ningún registro o evidencia que apoye esta denominación para este tipo de representación. No obstante, debió tratarse de objetos de culto muy importantes durante todo el período Posclásico, pues se han hallado este tipo de efigies en lugares tan distantes como Michoacán, el Valle de México, Tula, Hidalgo y Chich'en Itzá, en Yucatán, por mencionar sólo algunos ejemplos. Temporalmente, su presencia cubre probablemente desde el siglo X hasta el XVI.

Por lo regular, el cuerpo de estas efigies aparece recostado, con las dos piernas recogidas y ambos brazos sosteniendo un tazón sobre el abdomen. La cabeza siempre está girada hacia el lado derecho y suele presentar joyería similar a la de los guerreros del llamado estilo tolteca. Debido al tazón que suelen llevar, se piensa que éste se utilizaba para recibir ofrendas, que algunos piensan pudo haber sido incienso y otros inclusive los corazones de víctimas de sacrificio. De ser exacto, esto haría de las efigies Chac Mool una especie de altares. No hay, sin embargo, ninguna evidencia directa que permita dirimir esta cuestión con certeza.

Entre los aspectos verdaderamente interesantes de esta representación específica consiste en que difiere de la pose más convencional que se conoce para este tipo de imágenes, pues yace de lado, en lugar de estar recostado sobre la espalda, sosteniendo un tazón sobre el pecho o el abdomen. También es posible ver con claridad restos de pigmentos suficientes para identificar que sus orejeras debieron ser de jadeíta, en tanto que su diadema posiblemente de placas de concha Spondylu o coral de color rojo.

Un elemento adicional que intriga es el hecho de que por debajo de sus rodillas hay elementos semejantes a una cuerda, lo que casi siempre alude a los cautivos.

Content 2